¿Te pierdes con tanto producto cosmético?¿Doble limpieza con aceite desmaquillante? ¿Tónico? ¿Ampollas?

Si te sientes abrumado por los distintos productos que anuncian todos los influencers de moda, si  no sabes bien en qué consisten cada uno de ellos o cual te podría funcionar mejor… ¡Este es tu post! 

Desde Farmacia Gamo en Guadalajara queremos ayudarte a que conozcas mejor los tipos de productos de cuidado facial que hay en el mercado y que así puedas elegir los más adecuados para tu tipo de piel y necesidades.

Lo primero es lo primero. 

La influencia de la cosmética coreana, así como el continúo desarrollo de la industria  cosmética y dermocosmética para satisfacer todas las necesidades de los clientes, ha traído la aparición de un sinfín de nuevos productos que no conocías o que no sabes bien cómo introducir en tu rutina facial. ¿Significa esto que tu rutina se ha quedado anticuada y necesitas todos esos productos que ves en internet? Rotundamente no. 

Por suerte o por “desgracia” (sobre todo para tu bolsillo si eres un adicto a la  cosmética) existe una gran variedad de productos cosméticos que nos permiten cubrir distintas necesidades, y que se adaptan mejor a unos determinados tipos de piel, y es por eso, que no todos los productos que ves anunciados son necesarios para tu rutina facial. Lo primero que hay que identificar son las necesidades de tu piel. No por utilizar más productos vas a conseguir mejores resultados, sobre todo si estás utilizando productos, ya sean o no de farmacia, que no son adecuados para tu tipo de piel. 

¿Cuántos productos de cosmética facial existen?

Muchos, pero vamos a hacer un repasito a los principales. 

 tipos de productos rutina facial

Aguas micelares

Son soluciones acuosas con tensioactivos, generalmente, de tipo no iónico, que presentan una buena compatibilidad con la piel y ojo. 

El tensioactivo forma una estructura redonda llamada micela, la cual es una molécula que engloba en su interior la suciedad, el sebo y las impurezas del rostro para así eliminarlos de la piel. Son aptas para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles.

Se recomienda aplicarlo sobre un algodón y pasarlo de forma suave por toda la superficie del rostro y cuello, para no arrastrar el manto hidrolipídico, el cual se encarga de protegerla de los agentes externos. 

 

Leches limpiadoras

Son un producto de limpieza facial utilizado para eliminar el maquillaje y las impurezas del rostro sin irritar la piel. Se aplica en seco y se retira posteriormente con ayuda de un disco desmaquillante. Es ideal para pieles secas o deshidratadas y se puede retirar con agua micelar. 

 

Geles limpiadores faciales

Estos productos de limpieza para el rostro están diseñados para retirar la suciedad acumulada sobre la piel de la cara a través de la espuma que se forma en contacto con el agua. Se retiran aclarando con agua, y son ideales para pieles mixtas o grasas al no contener componentes grasos.

 

Aceites desmaquillantes

Los aceites limpiadores faciales, son productos de textura aceitosa que en contacto con el agua se convierte en una emulsión fluida. Permiten retirar muy bien los residuos como los del protector solar, maquillaje y suciedad. Está indicado como primer paso de la doble limpieza tanto para pieles secas como grasas.

Exfoliantes faciales 

Son productos que aceleran la renovación del estrato córneo de la piel  y en consecuencia, mejoran la penetración de los productos cosméticos así como la textura y suavidad de la piel. Esto se debe a que cuentan con pequeñas partículas que facilitan la retirada de las células muertas, lo que permite potenciar los resultados del resto de tratamientos. Hay distintos tipos: 

 

  •  Físicos

 

Son micropartículas que ejercen un “barrido” sobre la superficie de la piel. Las partículas empleadas pueden ser de distinto origen. Son ideales para pieles grasas resistentes sin lesiones de tipo inflamatorio, es decir, sin granos ya que podrían aparecer infecciones y empeorar la situación de estos. 

 

  • Químicos o Peelings

 

Destacan los conocidos Ácido glicólico( AHA) y Äcido salicílico (BHA).

Estimulan la regeneración celular y la formación de colágeno. Son adecuados para pieles grasas con acné, manchas, falta de luminosidad y con arrugas. Las pieles sensibles deben evitar su uso, ya que pueden causar irritación.  

  • Enzimáticos

Este tipo de exfoliación funciona a través de enzimas, generalmente vegetales,que actúan degradando las células muertas e incrementado la renovación celular. Es apto para todo tipo de piel y está especialmente indicada para aquellas pieles que no soportan exfoliaciones más agresivas, puesto que se trata de una alternativa no irritante.

 

Mascarillas para el rostro

Son productos complementarios a la rutina habitual. Generalmente se emplean de una a dos veces por semana. Pueden ser de limpieza para retirar el exceso de sebo e impurezas, hidratantes con activos calmantes, iluminadores o anti-edad. En cuanto a la textura, las podemos encontrar en crema, de arcilla, exfoliantes, peel off, de velo, efecto lifting, burbuja o magnéticas, entre otras.

 

Tónicos

Son productos acuosos que se usan después de la limpieza facial y se aplican antes de las cremas para el rostro. Su función es hidratar, reestablecer el pH de la piel, cerrar los poros, y equilibrar y preparar la piel para los tratamientos que se apliquen a posteriori.

Son interesantes como complemento de pieles grasas o con imperfecciones, en el caso de los tónicos exfoliantes (contienen exfoliantes químicos). O bien como complemento de la hidratación, ya que actúan como selladores, para que ésta dure más tiempo.

 

Contorno de ojos

Esta es una de las zonas más sensibles del rostro y por tanto, más propensa a la aparición de arrugas. Dependiendo del tipo de piel, hábitos e inevitablemente la edad, será más o menos imprescindible incluir el contorno de ojos en la rutina.

Para aquellas personas que tengan bolsas y ojeras, sí que sería recomendable usar un producto específico. En cambio, si solo se busca hidratación, en principio podría  usarse la misma crema de la cara, salvo en el caso de las cremas seborreguladoras, con exfoliantes, retinoides o despigmentantes. 

 

Sérum

Los sérums son productos muy ligeros y concentrados en activos, de base acuosa que generalmente se absorben rápidamente y que llegan y reparan las capas más profundas de la piel. De forma que cuando las nuevas células salgan a la superficie, te harán lucir una piel más suave y luminosa. Son aptos para todo tipo de piel, ya que cada uno tiene una función específica y su uso dependerá de las necesidades de cada uno, ya sea prevenir los signos del envejecimiento, recuperar la luminosidad, hidratar, revitalizar o tratar las imperfecciones.

serum farmacia rutina facial

Cremas

Las cremas faciales son el producto cosmético por antonomasia.

Estas, ayudan a mantener la humedad y elasticidad de la piel, previniendo la sequedad y otorgando un cierto nivel de protección al rostro. Para saber cuál es la más adecuada debes considerar tu edad, hábitos y sobre todo el tipo de piel.

Hay desde cremas para las pieles más secas (más densas) hasta para las pieles más grasas o con imperfecciones (texturas cremi-gel más frescas y ligeras).

 

Protector solar

Estos productos absorben y bloquean la radiación UV del sol, protegiendo la piel de ella y de las quemaduras solares. Este es el paso indispensable en toda rutina facial. Sí o sí, los 365 días del año debes aplicarte protector solar, ya que de esta forma, ayudarás a evitar el envejecimiento prematuro a consecuencia de la radiación UV así como la aparición de manchas. 

 

Brumas

Es un spray ligero que se pulveriza sobre el rostro. Sirve como complemento en tu rutina facial y su función es hidratar, proteger, calmar, revitalizar o refrescar la piel, según los ingredientes que contenga.

Es un paso de la rutina prescindible, pero que proporciona gran confort al aplicarlo, sobre todo si llevas mucho tiempo fuera de casa y notas la piel con falta de hidratación y luminosidad. Refrescará y calmará la piel al instante, y además, proporciona un efecto relajante.

 

Ampollas faciales

Es un tratamiento facial intensivo en formato ampolla que aporta luminosidad, hidratación y luz al rostro de forma instantánea

Es una presentación un poco aparatosa pero bastante efectiva a la hora de contener activos que son inestables a la luz, como puede ser el caso de  la vitamina C.

Normalmente una vez abierto, el producto se desecha a las 24-48h ya que no suelen contener conservantes.  

Estos son algunos de los muchos productos de cosmética facial que podrías incluir en tu rutina. No obstante, son muchos más. El hecho de elegir unos u otros dependerá de las necesidades de tu piel. 

En Farmacia Gamo Guadalajara contamos con multitud de opciones ideales para el cuidado de tu piel. Pudiendo encontrar tratamientos de las mejores marcas de dermocosmética como Caudalíe, Natysal, Avène, La Roche-Posay o Weleda.

Si te abruma la idea de tener que usar tantos productos, nuestro consejo es usar lo mínimo imprescindible: 

  • Limpieza Facial: usando el tipo de producto que se adecúe a tus necesidades. 
  • Sérum y/o crema: eligiendo el producto en función de nuestro tipo de piel y preocupaciones.
  • Protección solar: imprescindible los 365 días del año.